fbpx

Integrando

17 de octubre, 2019

Miramos siempre desde el ojo de nuestra herida y eso encontramos y proyectamos .

Nunca es personal, pero la proyección es siempre mas fácil que la asimilación.

La madurez emocional es comprender que nuestros disparadores , son puertas a nuestra sanción y que los disparadores de los otros son ventanas hacia sus experiencias pasadas y no ataques personales.

Hacernos cargo de nuestra propia sombra es llegar a un lugar sagrado, un santuario interior, un centro integrador.

Rechazar nuestra sombra es almacenar oscuridad . El subconsciente es una fuerza energética brutal que buscara continuamente su expresión, ya sea de forma psicosomática, a través de enfermedades y síntomas, cambios de humor, accidentes inconscientes…. 

Decía Jung que si solo unos pocos integraran su totalidad, el mundo se salvaría.